Taller para actualizar Los Planes de Gestión de las ZECs de La Palma

Participamos en el taller de actualización de los Planes de Gestión de las ZECs de Fuencaliente y Garafía, dando continuidad a través del Proyecto ECOTOUR, a un trabajo iniciado en el grupo de investigación hace más de diez años con el Proyecto MARMAC.

El pasado 9 de mayo participamos en uno de los talleres organizados por el Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, que servirán para actualizar los planes de gestión de las 24 Zonas Especiales de Conservación (ZEC) marinas de las islas Canarias.

Asistimos al taller realizado en La Palma con el objetivo de trabajar colectivamente para ahondar en la situación actual de las ZECs Franja marina de Fuencaliente y Costa de Garafía. Allí, se pusieron sobre la mesa los impactos más relevantes en ambas zonas, destacando a su vez los lugares o las actividades más vulnerables y que precisan de mayor atención a la hora de plasmar las medidas y regulaciones desde la gestión.

Taller ZEC Garafía y Fuencaliente
Taller realizado en La Palma para la actualización de los planes de gestión de las ZECs de Fuencaliente y Garafía.

Hace ya más de una década, el Grupo de Investigación en Tecnologías, Gestión y Biogeoquímica Ambiental había participado, a través del Proyecto MARMAC, en el estudio de la Franja Marina de Fuencaliente, dibujando los valores ambientales de la zona, realizando un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) y proponiendo una serie de medidas para ayudar a su conservación.

En esta ocasión, pudimos comprobar que muchas de las medidas propuestas entonces siguen siendo de interés para la zona, tales como la regulación de las actividades náuticas, en especial las que ponen en peligro la integridad de las cuevas de la zona, uno de los hábitats de interés comunitario por los que se protege la zona a nivel europeo.

Cuadro resumen de las Actividades y Usos, Presiones y Amenazas contempladas en el tríptico de la ZEC Franja Marina de Fuencaliente (Fuente: MITECO).

Por otro lado, el delfín mular y la tortuga boba son también especies de interés comunitario para las que se propusieron medidas de prevención relativas a los posibles daños por colisiones e interacción con basuras marinas, entre otros. Los impactos derivados de la actividad acuícola (principalmente escapes), la presencia de vertidos no controlados y basuras marinas, fueron algunos de los impactos reforzados en la jornada de trabajo.

La participación en este taller ha servido al Grupo de Investigación para la consecución sus tareas en el Proyecto ECOTOUR, en el que se trabaja para la propuesta de medidas de conservación en zonas costeras de elevado valor natural, como es el caso de La Marciega (La Aldea) en Gran Canaria, y de otros espacios seleccionados en la Macaronesia.