Nueva jornada de transferencia y reunión de entidades socias de MARCET

El contenido estomacal de dos delfines está siendo analizado para comprobar si contenían microplásticos como parte de las actividades del Proyecto MARCET.

La pasada semana tuvieron lugar en Madeira las II Jornadas de Transferencia del Proyecto MARCET, seguidas de una reunión de entidades socias en las que se pusieron en común los avances y tareas pendientes.

Instalaciones del Museo de la Ballena (Museu da Baleia) en Caniçal (Madeira).

Las Jornadas comenzaron el Lunes 21 de enero en las instalaciones del Museo de la Ballena (Museu da Baleia), en Caniçal (Madeira), dedicando la mañana a la formación teórica sobre los protocolos de toma de muestras y disección en tortugas y cetáceos, y complementando estas presentaciones con dos breves ponencias sobre el protocolo de determinación de presencia de microplásticos en el contenido estomacal de los cetáceos varados, impartida por Tania Montoto, del grupo de investigación en Tecnologías, Gestión y Biogeoquímica Ambiental (TGBA) y las experiencias y reacciones ante varamientos ocurridos en Senegal, relatadas por el Profesor Yaghouba Kane, de la Escuela interestatal de ciencias y medicina veterinaria de Dakar (EISMV).

Necropsia en las Jornadas de Transferencia de Madeira
Sesión práctica de las Jornadas durante la tarde: necropsia de dos delfines.

Las sesiones de tarde se dedicaron a la parte práctica, con la realización de dos necropsias completas, en las que además de la rutina habitual de la toma de muestras, se puso en práctica el protocolo de toma de muestras para el estudio de microplásticos en el contenido estomacal de los cetáceos varados desarrollado en el seno del Proyecto MARCET. En este ocasión, como continuación de la prueba piloto del protocolo – ya puesto en práctica anteriormente con ejemplares en Gran Canaria- , se realizó la necropsia y toma de muestras de dos delfines, un listado y un mular, cuyos contenidos estomacales están actualmente siendo analizados.

Embarcación de Lobosonda
Stenella, una de las embarcaciones de Lobosonda, empresa colaboradora en MARCET, con quien se realizarán prácticas de muestreo de microplásticos.

El encuentro con el resto de entidades socias del proyecto en Madeira se aprovechó especialmente para intercambiar, con distintas empresas de avistamiento de cetáceos colaboradoras en el proyecto, las opiniones y oportunidades de implantación del muestreador de microplásticos en este tipo de embarcaciones de oportunidad, tarea que se completará en los próximos meses del proyecto.


Jornada y demostración del Proyecto BluePortS sobre el tratamiento del agua de lastre

Junto a la Autoridad Portuaria de Las Palmas, y en el marco del Proyecto europeo Atlantic Blue Ports, la próxima semana tendrán lugar las Jornadas sobre aguas de lastre, que comprenderán una demostración de una innovadora tecnología para el tratamiento estos efluentes en las instalaciones del Puerto de Las Palmas. 

El proyecto Atlantic Blue Ports, seleccionado en 2017 por el Programa de Financiación Europeo Interreg Espacio Atlántico, tiene como objetivo principal mejorar los servicios portuarios para la descarga y el tratamiento de los efluentes de los buques como los residuos oleosos y las aguas de lastre.

Este proyecto reúne a 28 entidades socias y asociadas, que representan a los diferentes operadores del servicio portuario de recepción de residuos, puertos, administraciones públicas, empresas y universidades de toda el área del Atlántico, entre ellas la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, representada por el Grupo de Investigación en Tecnologías, Gestión y Biogeoquímica Ambiental. Su objetivo común es motivar a todas las partes implicadas a detener la descarga en el mar de efluentes contaminantes mediante el diseño de servicios portuarios que recepción en estos residuos. Así mismo se pretende desde el proyecto analizar los sistemas actuales y trabajar con las partes interesadas para llegar a un consenso protocolos e instalaciones de recepción en el Puerto bajo la normativa de la Organización Marítima Internacional y las Directivas Europeas.

Infografía sobre las aguas de lastre. Fuente: DAMEN Green Solutions.

Durante el primer año de trabajo se estableció un grupo de trabajo transnacional con las partes interesadas y expertos en el ámbito de la contaminación marina, orientando las actividades del proyecto hacia una gestión portuaria atractiva y eficiente que permita el tratamiento de las aguas de lastre y residuos oleosos, disuadiendo así de las descargas ilegales y contaminantes en alta mar.  

Unidad móvil de tratamiento de aguas de lastre InvaSave, de DAMEN Green Solutions, que será testada en el Puerto de Las Palmas como demostración del Proyecto Atlantic BluePortS.

Tras los encuentros de Lisboa durante la reunión de lanzamiento del proyecto y en Gorinchem –Holanda- en las instalaciones de grupo Damen, se eligió el Puerto de Las Palmas para realizar el primer piloto de tratamiento de agua de lastre en tierra.  Las jornadas, coorganizadas por la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, tendrán lugar el martes 15 y miércoles 16 de enero en las instalaciones de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.  La agenda incluye diferentes ponencias a lo largo de la mañana sobre los servicios portuarios y las regulaciones de la Organización Marítima Internacional en materia de aguas de lastre, así como la demostración de una unidad pionera de tratamiento de esta tipología de aguas por una tecnología móvil de Damen InvaSave BWT, que ha sido transportada desde las instalaciones de Damen Green Solutions en Gorinchem hasta Gran Canaria.   

Visitamos La Marciega tras las actuaciones de mejora en el espacio

El emblemático humedal se pone en valor con las recientes actuaciones del Cabildo y Ayuntamiento en el Proyecto ECOTOUR.

Hace ya más de un año, recorrimos el humedal de La Marciega descubriendo las potencialidades de este hermoso rincón en La Aldea.  Desde entonces, en el marco del proyecto ECOTOUR, que tiene como objetivo trabajar en la revalorización del patrimonio natural y cultural de áreas costeras protegidas en Canarias, Azores, Cabo Verde, Mauritania y Senegal, a través de la promoción de actividades de ecoturismo, se ha estado trabajando en la puesta en valor del espacio, estudiando a su vez los parámetros más importantes a tener en cuenta para su adecuada conservación.

El Cabildo de Gran Canaria, a través de la Reserva de la Biosfera, y junto al Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás, han llevado a cabo una serie de actuaciones mediante las que el espacio se consigue ver con otros ojos: ya las barbacoas en las que no se podía hacer fuego no están; la decena de senderos cruzados que atravesaban cicatrizando el humedal se va desdibujando por la predominancia de un sendero circular no agresivo que rodea el segundo núcleo de tarajales más importante de Canarias; los accesos más fuertemente marcados, por los que incluso se podían colar vehículos, se han obstaculizado con bolardos de madera; incluso hay un “hide” para la observación de las aves que recalan en la charca, sin molestias, y todo ello acompañado de nuevos paneles de señalización y sensibilización sobre el valor del emblemático entorno.

Una de las barbacoas de mampostería que  han sido retiradas de la zona, en la que está prohibido hacer fuego. Foto: Tania Montoto – TGBA. 

Desde el Grupo de Investigación en Tecnologías, Gestión y Biogeoquímica Ambiental (TGBA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, como parte de nuestro trabajo en el Proyecto ECOTOUR, hemos desarrollado una metodología en base a la cual analizar los impactos de la implantación de actividades ecoturísticas en zonas especialmente vulnerables, como es el caso de este humedal, que junto a La Charca de Maspalomas o Juncalillo, representa uno de los pocos lugares de resguardo para algunas aves migratorias que arriban a la isla.